Porqué comprobar la culata a presión